Esperando

12 diciembre, 2010

Bueno, no importa. Quizás algún día después de tanto recordar, me canse de seguir haciéndolo y pueda vivir tranquilo. Pero cada vez que lo recuerdo me siento mal.

Aquel día tenia que haber sido el principio de una vida feliz, iba a conocer al emperador Barbarosa y a empezar a trabajar para el imperio igual que mi padre.

El castillo es inmenso, esta hecho de bloques de piedra de un color grisáceo y unas estatuas del mismo material colocadas a los lados de la gran puerta metálica que da acceso al castillo. En el interior, varios candelabros iluminaban el lugar y mostraban el esplendor y brillo de las baldosas de color salmón del suelo. Y por supuesto varias sirvientas y soldados del imperio que daban la bienvenida, al igual que la alfombra roja con bordes dorados que iba desde la entrada al salón del trono. Ahora, no se si será igual.

Estaba muy nervioso, a fin de cuentas, conocer al emperador y trabajar para él no es ninguna tontería y menos para mí.

Soy Tir, hijo de Teo McDohl. Mi padre había luchado junto a Barbarosa en la guerra de sucesión y era un héroe para todos, lo que le llevo a ser capitán de los cinco grandes generales del imperio y amigo del emperador Barbarosa.

Vamos que había mucha expectación sobre mí y me sentía muy presionado, de ahí que estuviese nervioso antes de empezar mi “carrera” militar.

De hecho, mi padre me acompañaba a la audiencia con él emperador, ya que él también tenia algún asunto pendiente.

Y allí estábamos, en una sala de espera hasta que viniese una sirvienta a por nosotros y comenzar la audiencia.

Mi padre estaba tranquilo e incluso infundía respeto con solo mirarle debido a su altura y a su complexión física, totalmente extraordinaria y su pelo negro hacia arriba junto con el mechón que le caía hacia su cara, también informaba de su seguridad en si mismo.

Pero debido a que le conocemos sabemos que era más cercano y simpático de lo que parecía.

Porque su vestimenta también acompañaba a esa imagen de tipo duro. Ya que vestía una armadura metálica en la que las hombreras, brazales y grebas eran de color verde oscuro y no usaba casco ni guanteletes. Y una capa marrón por la que se veía que habían pasado los años y que a la altura del cuello se ensanchaba casi tapándole la boca como si de una bufanda se tratase.

Yo sin embargo soy totalmente diferente a él físicamente, salvo en el color de pelo negro. Mi padre me sacaba una cabeza de altura y no estoy físicamente como él, soy delgado y sin músculos.

Y mi vestimenta era de risa al lado de la suya, aunque la siga usando todavía. Consistía en un pañuelo verde que cubría mi cabeza, atado por detrás y por el que asomaba mi flequillo. Una camiseta blanca de manga corta y encima un chaleco rojo de estilo oriental. Unos guantes, amarillos como los pantalones holgados ajustados en el tobillo que llevaba y llevo. Y unas alpargatas negras que ocultaban el vendaje de mis pies.

Quedaba en nada al lado de mi padre y aunque fuese algo normal, eso me ponía todavía más nervioso. Pensé en hablar con él, lo hice y recuerdo sus palabras, “¿Estas nervioso Tir? No te preocupes, la audiencia acabara pronto. Se como eres, no hay nada que temer”.

No fueron unas palabras excepcionales, pero me motive al escucharlas. ¡Ains! en aquel tiempo era inocente, simpático, vamos, lo normal en un chico de mi edad y por ello las palabras de mi padre me animaron, ahora no servirían de nada pues soy lo contrario de lo que era. Hasta he fallado a mi padre, soy un desastre. Bueno, después de lo que le hice, decir que soy un desastre es poco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: